lunes, 9 de mayo de 2011

Estaciones de paso, Andenes perdidos



Retratos del paso del tiempo



Estaciones de paso, andenes perdidos. La velocidad de los trenes se confunde con los andenes olvidados del litoral Valenciano. Sólo la violencia de las máquinas y el estridente sonido del silbato del tren te recuerdan que el mundo sigue en movimiento. El futuro se encuentra aquí con el Pasado. El movimiento de la sociedad postmoderna que, con prisa avanza de un lado a otro sin rumbo aparente, descubre en estos viejos andenes la decadencia de un mundo que en otro tiempo les perteneció. El óxido de las viejas máquinas pone el color a un pasado latente.

Como viajeros no vemos nada. El escenario transcurre como en una película sin argumento, vacía y llena de publicidad. No obstante, las historias florecen con  poner los pies en el suelo. La señora que apura su cigarrillo antes de subir al tren o el mendigo que se esconde el mundo en un vagón abandonado. La melancolía es la banda sonora de estas estaciones. El avance de la sociedad ha propiciado el abandono de estos entornos rodeados de antiguas glorias industriales. Cristales rotos y graffittis ponen en manifiesto la decadencia de una sociedad que se apresura.
Los aeropuertos, en contra, son centros de vivo movimiento. Las largas distancias se convierten en un mero trámite, los hombres con traje que se mueven acelerados hacia las pertas de embarque. Si los aeropuertos son la imagen de la sciedad actual, estos andenes son el resquicio de un pasado perdido. Con sus historias perdidas. 
En borriana todavía avisan del próximo tren. La genérica voz de la megafonía suena a antiguo, como un viejo vinilo, como si el próximo tren fuese el último que pudieras coger. 


(Este trabajo lo hicimos Sergio, Miquel y yo cuando todavía, más que una carrera, empzábamos una aventura)

2 comentarios:

certezas dijo...

Qué guay, me ha encantado la primera de la selección, también la que está hecha mirando por debajo del tren con las piedras en gama alta. Otras ya las conocía.

Qué suerte encontrar aún esos espacios olvidados del mundo y poder sacarlos de ahí para que alguien los recuerde :)

Pine Apple dijo...

Me encantan los trenes y me gustan mucho las fotos. El texto es decadente y romántico como el vídeo mismo y le va muy bien. Una curiosidad: en Nerja hay una playa que se llama Burriana :P